Pendiente Pero No Olvidado

Estándar

Ah! Querido blog, que alegría me da saber que pude recordar la contraseña para accederte. Por un momento (o dos) me dio un poquito de miedo que ya nunca más podría usarte, pero heme aquí, escribiendo en ti.

Muchos cambios en mi vida y giros inesperados me han dejado sin aliento y un poco desorientada, pero feliz y motivada.

No tengo idea para qué usar este espacio ahora, especialmente porque hay miles de proyectos e ideas que embargan mis pensamientos. Pero definitivamente encontraré algún propósito para ti, eventualmente. Así que tenme un poco de paciencia, al menos de aquí al próximo mes.

Gracias por seguir aquí.

Siempre,

M

Poesía Para Pensar

Estándar

Yo no soy yo.

Soy este

que va a mi lado sin yo verlo;

que, a veces, voy a ver,

y que, a veces, olvido.

El que calla, sereno, cuando hablo,

el que perdona, dulce, cuando odio,

el que pasea por donde no estoy,

el que quedará en pie cuando yo muera.

                                                                         Juan Ramón Jiménez

Este mundo cambiará gracias a ti

Estándar

Este mundo cambiará gracias a ti.

Eres libre de decidir qué cambios quieres ver reflejados en tu vida. Tu propia voluntad es la fuerza más poderosa que reside en tu interior. Pero debes recordar que para poder guiar este mundo a un cambio, necesitas escuchar Tu Propia Verdad. En otras palabras: Mirar en tu propio corazón.

Hay diferentes ejercicios y caminos que puedes adoptar para procurar escuchar lo que reside en tu interior. Algunas personas viven su vida con plenitud y en el centro de su verdad simplemente haciendo aquello que aman con la mejor disposición. Otras personas encuentran la guía para descubrirse a través de la meditación o aprendiendo de maestros que se van presentando en su camino. Existen millones de caminos e ideas que te pueden ayudar a encontrarte.

Tú eres el que decide qué camino adoptar y seguir hasta el final. 

Lo único que realmente importa es tu deseo de descubrirte. Simplemente recordando que nos hallamos mucho más allá de todos los juicios que el mundo ha formado puede brindarte un nuevo panorama que te ayude a transformar aquello que te rodea.

Como un ejercicio, procura regalarte aunque sea 10 minutos en donde hagas de lado el resto del mundo y escucha lo que está dentro de ti. Simplemente tienes que hacer eso: escuchar

Las posibilidades son infinitas si descubres tu verdadero potencial. No permitas que tu pasado te arrastre o que tu futuro te acongoje. Ninguno de los dos está en este instante junto a ti. Lo único que puedes decidir es actuar en el AHORA y decidir, de una vez por todas, los cambios que harás dentro de ti. Una vez que la transformación tenga efecto en ti, lo tendrá en el resto del mundo.

No lo olvides: Este mundo cambiará gracias a ti.

Tú decides cómo cambiará.

Cambio Constante

Estándar

Todo, siempre, sin duda alguna, cambia.

El cambio es contante en nuestras vidas y transforma la manera en la que pensamos y somos. Personalmente, el cambio era uno de mis miedos más fuertes. Me he llegado a sentir incomoda, perdida e inclusive infeliz cuando se presentó un cambio que me era imposible controlar o comprender.

Pero con el paso del tiempo he aprendido una lección valiosa, y esto se relaciona con el deseo de querer controlar lo que pasa a mi alrededor. Si intento controlar las cosas y personas que me rodean,  terminaré sufriendo y viviendo en un estado de ansiedad y preocupación abrumadora.

No puedo controlar la manera en la que una persona reacciona ante mis acciones. No puedo controlar el opinión que los demás tengan de mi, incluso si hago todo lo que está en mi disposición para intentar persuadirlos a que cambien de parecer. No puedo controlar el hecho de que el cambio es algo natural y sano, incluso si en el momento en el que me encuentro me es imposible comprender como eso puede ser algo bueno para mí.

Lo único que realmente puedo hacer es decidir como reaccionar ante los cambios que se vayan presentando en mi vida. Siempre existen opciones. Por ejemplo, puedo recibir el cambio con los brazos abiertos y dispuesta a mantener mi mente y mi corazón abiertos para descubrir la bendición que se esconde incluso en la situación más díficil, o puedo simplemente negarme ante el cambio y sentirme infeliz cuando las cosas no resultan como a mi me gustaría. Todo siempre es cuestión de elegir mi perspectiva y mi manera de juzgar las situaciones que se vayan presentando.

La realidad es que puedo transformar mi propia situación simplemente por la manera en la que elijo observarla y reconocerla como parte de mi aprendizaje. 

Últimamente lo que se ha estado manifestando en mi vida han sido cambios. Cambio de ideas, cambio de amistades, cambio de hogar, cambio de color de casa, cambio de peinado, cambio de perspectiva, cambio de existencia.

Me encuentro parada en un escenario que nunca antes me había imaginado que existiria en mi vida. Y es una aventura que me emociona y me confunde a la vez.

Como ya lo he dicho, el cambio era uno de mis miedos más grandes. Ahora es momento de quitarme esa idea pasada y darme un clavado a un nueva aventura que me ayudará a descubrirme.

Muchas cosas pueden cambiar a mi alrededor, pero lo que se mantiene constante siempre es la verdad que reside en mi interior.

Espero verlos del otro lado de esta locura inexistente.

Image